viernes, 1 de noviembre de 2013

Masia Can Cata

Can Catà es una antigua masía situada en el valle de las Feixes que toma su nombre de los primeros propietarios conocidos. En 1773 fue adquirida por varones de Llordella que la utilizaron como residencia de caza y recreo. A mediados del siglo XIX la compraron los actuales propietarios que también la utilizan como segunda residencia. A pesar de esta función residencial, las actividades forestales y agrícolas, especialmente el cultivo de la viña en el fondo de los valles y en bancales, no se abandonaron hasta epidemia de la filoxera. La masía es un gran edificio ampliado y reformado a lo largo del tiempo que en el interior conserva la disposición característica de las masías del siglo XVI. En el siglo XVIII se le añadió una fachada de estilo barroco y la granja está rodeada por un gran y suntuoso jardín. La Reserva Natural de Can Catà, poblada por una gran variedad de especies forestales y que se puede visitar el primer y el tercer domingo de mes, forma parte de la propiedad. En el interior se encuentra la llamada Fuente Vieja con la fecha de 1784, que era lugar de descanso de los cazadores. Fotos B/N archivo – Leopoldo Gil Nevot reproducidas por J.R.Urbano.Fotos en color – J.R.Urbano

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Una historia y unas fotos espectaculares. Enhorabuena.

Dany Alvarez dijo...

Algu es recorda del Baro de LLordella, D. Ramon de LLordella ?

Xavier Papell dijo...

Suelo ir por esa zona corriendo y en bici saliendo desde el polideportivo Guiera y siempre me pregunto si se podría ver o visitar, viendo las fotos debe ser una masía espectacular.
Un reportaje magnífico, enhorabuena